A lo largo de estos deiciseis años, en nuestra agencia hemos «parido» infinidad de folletos publicitarios (desplegables,  catálogos, flyers…) para clientes de todo tipo: empresas de servicios, comercios, asociaciones, administraciones públicas e incluso para ¡dos parkings de Madrid!.

Todas las piezas «made in Comunicalia» para papel o digital las hicieron diseñadores gráficos con amplísima experiencia, en los que la creatividad y el cuidado de pequeños detalles siempre han sido claves. Se estudió el público objetivo al que iban dirigidos, se siguió el manual de identidad corporativa de la marca, se seleccionaron imágenes de calidad y se buscaron los mensajes más adecuado para crear recuerdo publicitario. Y eso se nota muchísimo en el resultado final.

En el II Estudio de Publicidad Directa en España, elaborado por Kantar Insights en el mes de mayo, se indicaba que nueve de cada diez personas recuerdan a las marcas que se anuncian a través del buzoneo.  Y sin embargo, mucha de la publicidad que llega a nuestros hogares trasmite una imagen muy «cutre», se ve a la legua que están diseñados por personas poco cualificadas o que han tirado de plantillas de internet y desprestigian a las marcas que quieren publicitar.

Nuestro consejo: para vuestros negocios solo diseño publicitario profesional. Porque frecuentemente lo barato sale caro.